Proyecto Neurorigami

El proyecto NEURORIGAMI se empieza a fraguar a finales de abril de 2013, cuando nos reunimos en Zaragoza los socios de la AEP para la convención anual de papiroflexia.

En ese momento es cuando tengo el placer y la suerte de conocer personalmente a dos profesionales con los que intercambio experiencias acerca de las aplicaciones de este arte o técnica en nuestros respectivos trabajos. Se trata de Javier Caboblanco (maestro) y de Manuel Carrasco (arquitecto). Enseguida nos damos cuenta de que podemos poner en común esas experiencias para su aprovechamiento en varias poblaciones y por parte de distintos profesionales tanto de la salud como de la educación. De tal forma que a finales de julio formamos un equipo con el propósito de llevar a cabo una serie de estudios o investigaciones que nos permitan justificar la hipótesis que venimos observando, a saber que la práctica del origami o papiroflexia goza de una serie de propiedades interesantes para la estimulación del cerebro del sujeto que lo practica.

En concreto, el origami proporciona estimulación cognitiva al cerebro, de tal manera que los dos hemisferios trabajan de manera sincronizada. Desde la neuropsicología, una disciplina que conjuga la neurología con la psicología, que estudia la relación entre cerebro y conducta, nos percatamos del hecho de que practicar papiroflexia redunda en beneficios nada despreciables, tanto en poblaciones normales como poblaciones de riesgo o clínicas.

Encontramos que se configura como una herramienta potente en el aula, pues se trata de un método multisensorial, que facilita la comprensión de contenidos y que puede ayudar a prevenir la sintomatología propia de las disfunciones motoras y cognitivas. Por poner un ejemplo, ayuda a mejorar la lateralidad cruzada, característica en muchos casos de futuros trastornos de aprendizaje. También hemos observado que contribuye a mejorar los déficits atencionales, porque ayuda a planificar la acción, a secuenciarla. Mejora en el niño la percepción de la simetría, la configuración del esquema corporal, la coordinación visomotora, la orientación espacial. En una palabra, colabora a una buena maduración del sistema nervioso.

En el caso de niños con altas capacidades, permite el desarrollo de la creatividad. En los que se topan con dificultades de comunicación, puede representar un buen instrumento de expresión.

Es una herramienta barata y muy versátil, permitiendo el trabajo individual o en grupo, de manera cooperativa.

En mayores, no sólo se ha convertido en una herramienta lúdica en terapia ocupacional, sino que aparece como un instrumento coadyuvante en el entrenamiento de memoria. Los efectos de un tratamiento conjunto de memoria y origami se perciben además en la mejora del estado de ánimo y la sensación de competencia.

Nuestro proyecto de investigación va a constar este curso 2013-2014 de dos ejes: el aula normal y los mayores.

Cristina Belló (psicóloga)


Un comentario sobre “Proyecto Neurorigami

    ¿Por qué empecé a doblar? | Origami Clover escribió:
    5 mayo, 2015 en 14:04

    […] en España, hay unproyecto muy interesante: Neurogami , que trabaja sobre los beneficios del origami sobre niños y ersonas mayores. A un nivel […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s